Diez buenas razones para comprar un horno de leña exterior

 In Blog, Noticias

Cuando llegue el calor puede que te entren ganas terribles de comprar un horno para disfrutar totalmente de los espacios exteriores de tu casa. Ya sea un horno de ladrillos, móvil, profesional o para la familia, es el aparato ideal para subir el nivel de tu cocina. En este artículo, te daremos algunos consejos para elegir el mejor horno para ti y recalcaremos las diferencias, los pros y los contras de los diferentes modelos.

 

Hornos de leña exteriores versus hornos domésticos

Hay una gran variedad de hornos con diferencias sustanciales en términos de diseño y construcción y que se catalogan según la forma de cocinar los alimentos y el rendimiento. Una primera distinción es entre hornos profesionales que estan concebidos para cocinar grandes cantitades de comida y para un uso intensivo y los domésticos que son más pequeños y menos durables. En función del tipo de combustible que usan, suelen clasificarse en hornos de leña, de gas o eléctricos.

4pizze-alfa-forni-with-base

Hornos de leña

Los hornos de leña tradicionales están hechos de ladrillos y llegan a temperaturas muy altas así que son la mejor opción para dar vida a cenas magníficas con amigos en el jardín de tu casa.

 

Hornos eléctricos

Los hornos eléctricos son sin duda la opción más popular para la cocina de tu hogar. Baratos, fáciles de usar y adecuados para la mayoria de las preparaciones ya que consiguen un horneado más rápido y homogéneo.

 

Hornos de gas

Los hornos de gas son una solución intermedia entre los dos ya que consumen menos que los eléctricos porque alcanzan altas temperaturas rápido y son fáciles de instalar conéctandolos a la red de distribución o a la bombona del gas.

También hay hornos de pellets o híbridos que pueden ser una buena alternativa.

 

Hornos eléctricos de casa versus hornos de leña exteriores

Ahora hagamos una comparación entre un horno eléctrico clásico y un horno de leña para exteriores.

1. Cocción

El horno de leña alcanza una temperatura muy alta para hornear platos como la pizza napolitana que cocina a 450°C en solo dos minutos. En cambio, el horno eléctrico cocina prácticamente todo lo que no necesite una temperatura superior a los 250°C.

 

2. Calidad de cocción

Cocinar con leña aporta a la comida el inconfundible sabor ahumado que varía según el tipo de leña elegida para la combustión. No hay ninguna posibilidad de que eso suceda con un horno eléctrico.

 

3. Uso

Es seguro que el horno de leña no es adecuado para cocinar todos los días mientras el horno eléctrico que se calienta y se enfría más rápido sí que se usa a diario.

 

4. Mantenimiento y limpieza

Cocinar con un horno de leña supone un esfuerzo adicional: remover las cenizas y limpiar la solera son operaciones necesarias después de cada uso. No es lo mismo para los horno eléctricos que se limpian solos, al menos los modelos de última generación.

 

5. Precio

Muchos factores influyen en la determinación del precio del horno. Normalmente un horno eléctrico cuesta menos que un horno de leña exterior. Pero si eres un manitas, puedes construir uno tú mismo o montar el kit para economizar dinero.

 

Diez buenas razones para elegir un horno de leña exterior

1. El control del fuego

El dominio del fuego fue el punto de inflexión de la evolución humana. Permitió al hombre calentar, tratar los alimentos y sacarles más energia, explorar los lugares y ahuyentar a las bestias salvajes. Está en nuestro ADN y hay algo en su olor, color y crepitar que siempre te hace sentir más seguro.

 

2. Temperatura

Un horno de leña puede llegar a una temperatura de 1 000°C aunque no hace falta tanto calor para cocinar. Estos aparatos necesitan unas cuantas horas para calentarse pero una vez que están calientes retienen el calor mucho tiempo. Hoy en día hay también hornos de ladrillos con cúpulas de acero que alcanzan la temperatura adecuada más rápido. Se puede cocinar cualquier cosa con un horno de leña siempre que se aprenda a conocer el momento óptimo para hornear.

 

3. El sabor ahumado

Cocinar con leña le da a la comida un sabor ahumado particular que es imposible recrear en hornos estándar. El sabor varía según el tipo de leña elegido. Las mejores opciones incluyen la haya y el roble, pero el olivo y el enebro también son excelentes sobre todo para asados.

 

4. Una herramienta para desarrollar tus habilidades

Usar un horno de leña pone a prueba tus capacidades culinarias pero con paciencia, práctica y perseverancia acabarás por dominar todos los aspectos de la cocina a leña.

 

5. Cualquier comida sabe mejor

Cualquier cosa que se puede hacer en un horno estándar, en un horno de leña sale mejor. Con él, los alimentos se cocinan muy rápidamente y por eso retienen todos los nutrientes que podrían perderse con un tiempo de cocción más largo.

 

6. Pizza napolitana

Probablemente la razón principal para comprar un horno de leña. La auténtica pizza napolitana debe cumplir con varios requisitos como la masa que debe hacerse con harina de trigo de tipo 0 o 00, mucha agua (70% de hidratación), sal, levadura, luego se amasa a mano, se deja reposar durante 8 horas antes de cocinarla durante 90 segundos a 450°C en el horno de leña.

 

7. Un aparato para embellecer tu espacio exterior

Tener un horno de leña exterior aumenta el valor de tu vivienda y hace de ella un lugar placentero donde los invitados pueden reunirse y disfrutar de tu comida fetén.

 

8. Showcooking

Nada es mejor que un horno de leña para preparar platazos frente a los comensales. Pues convierte tu espacio al aire libre en teatro, punto de encuentro y restaurante a la vez.

 

9. Una larga vida útil

Un horno de leña hecho con materiales de buena calidad es una inversión a largo plazo con tal de que lo limpies y lo mantengas con regularidad.

 

10. Respetuoso con el medio ambiente

Los hornos de leña son una alternativa viable a los aparatos que utilizan combustibles fósiles. La leña es una fuente de energía limpia, renovable y carbono neutral.