4 consejos para diseñar la cocina exterior perfecta

Diseñar una cocina exterior de la mejor manera posible es una empresa que en algunos casos puede resultar bastante compleja, debido a los múltiples factores implicados en la creación de un ambiente al aire libre que sea funcional a nuestras necesidades.

Cada contexto es diferente. No solo en lo que respecta al tipo de actividad domiciliaria o de restauración en la que se realiza una cocina al aire libre, sino sobre todo por las elecciones en cuanto a los diferentes instrumentos de cocina indicados para la preparación de los platos.

 

De hecho, los instrumentos de cocción son los que más caracterizan una cocina exterior, no solo porque son los que definen qué platos se pueden hacer sino también porque contribuyen a amueblar los ambientes.

Por poner un ejemplo, es posible diferenciar completamente la cocina exterior eligiendo entre un horno de leña en refractario, para una solución rústica y tradicional, o un horno de acero, para tener un ambiente al aire libre más moderno.

 

Otra elección fundamental es la relativa al planteamiento de la cocina exterior. Esto depende del espacio y presupuesto disponible y consiste en decidir si crear un entorno equipado con equipos fijos o móviles (o más a menudo una combinación de los dos).

También existen otros factores que en muchos casos pueden afectar el diseño de la cocina exterior, por ejemplo la creación de un techo fijo o móvil para dar sombra, eligiendo por ejemplo un cenador o una pérgola.

 

En este artículo daremos cuatro consejos importantes para diseñar una cocina al aire libre cómoda, funcional y bien diseñada, capaz de aprovechar al máximo los ambientes exteriores.

Empezaremos con un discurso general para intentar poner orden en el proceso de diseño de cocinas, definiendo cuáles son los límites y las oportunidades de las distintas opciones posibles según los diferentes contextos.

 

Luego profundizaremos en los cuatro consejos fundamentales que ya hemos mencionado brevemente. Se trata de elecciones importantes como el tipo de ambiente que desea crear, el uso eficiente del espacio disponible, qué tipos de cocina desea hacer y el diseño que queremos dar a nuestro entorno exterior.

Nuestra intención es ayudar a las personas que desean renovar o realizar una cocina al aire libre pero no están seguros de cómo elegir, dada la amplitud de las opciones disponibles en el mercado.

Esperamos que nuestros consejos te ayuden a diseñar una cocina exterior perfecta para tus necesidades, aclarando la importancia de los múltiples factores que forman parte de un proyecto eficiente, a la medida de cada caso específico.

¿Quieres saber qué horno es el más adecuado para ti?

Cómo diseñar una cocina exterior funcional

Para diseñar una cocina exterior eficiente es necesario tener en cuenta muchos factores, ya que es precisamente la capacidad de combinar diferentes necesidades lo que hace que una cocina exterior sea cómoda y funcional.

El proceso de diseño es de fundamental importancia para crear una cocina exterior dinámica, aprovechando al máximo la inversión y enriqueciendo los espacios exteriores.

En esta fase es necesario ante todo considerar las restricciones constructivas que imponen las geometrías de nuestros espacios externos. Procedemos a diseñar la cocina exterior en base a la posición de los desagües, tuberías de gas y enchufes eléctricos. De esta forma ya podemos reducir los costes iniciales, disponiendo los elementos fijos de la cocina de forma que se necesiten la menor cantidad posible de trabajos de albañilería.

 

Llevada al extremo, la solución de cocina exterior menos exigente en términos de construcción es la modular, que consiste en un fregadero como un único instrumento fijo al que se añaden uno o dos equipos de cocina móviles, para ser utilizado si es necesario.

En el otro extremo encontramos una cocina exterior fija y completa, es decir, creada como una verdadera habitación extra y con una cubierta resistente (abierta solo por los lados, quizás con paredes para montar para la temporada fría).

 

Uno de los principales factores que caracterizan una cocina al aire libre es, sin duda, la elección de los equipos de cocina. Definen las posibilidades culinarias que tiene el cocinero y además cada una tiene diferentes restricciones de instalación.

Los equipos de cocina se distinguen principalmente por el combustible utilizado. En el exterior, generalmente se prefiere la leña, debido a las pocas limitaciones asociadas con los humos de combustión. Para uso en exteriores, también se utilizan a menudo aparatos de gas, mientras que hay una tendencia a evitar equipos eléctricos (a menos que estén bien protegidos, por ejemplo, eligiendo modelos empotrados para colocar dentro de un mueble y debajo de una cubierta fija).

Además de los aspectos operativos, también hay que pensar en el diseño de los espacios exteriores. Otro factor importantísimo para crear un entorno agradable en el que pasar los días de buen tiempo.

Los equipos de cocina contribuyen de forma decisiva a la decoración de las cocinas exteriores, y por ello debemos decidir qué tipo de ambiente queremos crear en función de nuestros gustos y de las necesidades que dicta la geometría de nuestros espacios exteriores.

 

Por todas estas razones, diseñar una cocina al aire libre es un proceso complejo y no puede haber una solución ideal para todos. Cada uno tiene que pensar en sus necesidades específicas para diseñar una cocina exterior funcional que pueda aprovechar plena y cómodamente. Estas necesidades nos llevan nuevamente a las preguntas fundamentales a partir de las cuales se debe desarrollar el proyecto de una cocina al aire libre, es decir: qué quieres cocinar, cuánto espacio puedes usar y cuánto quieres gastarte.

Si se tienen en cuenta estos puntos fundamentales, será posible crear un proyecto de cocina exterior que sea perfecto para las necesidades de cada contexto diferente, permitiendo que todos disfruten de un ambiente exterior cómodo y preparado para realizar las distintas recetas.

Veamos ahora cuáles son los cuatro consejos fundamentales para diseñar una cocina exterior. Se refieren a las decisiones fundamentales de las que ya hemos hablado, precisamente:

  1. Elegir el tipo de ambiente que queremos crear
  2. Aprovechar óptimamente el espacio disponible
  3. Pensar en qué tipos de platos vamos a preparar
  4. Elegir aparatos que participan en la decoración de los ambientes

A continuación, examinamos cada uno de ellos en profundidad, para ver cuáles son las diferentes necesidades a considerar según los distintos contextos de uso de la cocina exterior.

 

1. Elegir el tipo de ambiente que queremos crear

El primer consejo a seguir para diseñar una cocina exterior funcional se refiere a la elección del tipo de entorno que deseamos crear. Podemos elegir entre diferentes soluciones partiendo de la configuración de la cocina exterior, como explicamos en otro artículo de nuestro blog con cinco ideas para una cocina exterior.

Hemos visto que las posibles soluciones se dividen en dos categorías: la cocina fija o la modular, cuya principal diferencia radica en el uso de aparatos de cocina fijos o móviles.

La segunda variable implicada en esta elección se refiere a la preparación de una cubierta para dar refugio del fuerte sol de los días de verano o de la humedad de la tarde. También en lo referente a la cubierta, podemos elegir entre diferentes soluciones tanto fijas como móviles.

Resumiendo, podemos decir que una cocina modular formada por aparatos de cocina móviles es sin duda una solución más versátil, ya que nos permite configurar nuestra cocina de una forma diferente para cada ocasión de uso. La cocina exterior modular suele ser más económica que la cocina fija debido a que requiere menos trabajos para su realización.

Por otro lado, una cocina exterior fija tiene la gran ventaja de ser más cómoda, porque permite tener a mano todo lo que necesitamos. Una cocina exterior completa requiere sin duda una mayor inversión, pero permite incrementar el valor de la propiedad y aprovechar al máximo el espacio.

La definición de cómo vamos a configurar la cocina exterior debe ser el primer paso de nuestro proyecto, y debe hacerse considerando no solo los requisitos de espacio y presupuesto, sino sobre todo las necesidades operativas, dictadas por el tipo de uso que queremos hacer de nuestros espacios al aire libre.

2. Aprovechar óptimamente el espacio disponible

El segundo consejo importante para diseñar una cocina exterior que sea cómoda de usar es aprovechar nuestros espacios al aire libre de la mejor manera posible, dependiendo de cómo prefiramos usarlos.

De hecho, también hay que considerar varios factores con respecto al uso del espacio, que varían según el caso. Evidentemente, quienes disponen de una gran terraza o mucho espacio en el jardín tendrán más libertad para decidir cómo utilizar una parte de ella para la cocina exterior, pudiendo también optar por crear una cocina exterior fija completa con todo e incluso más grande que la cocina interior.

 

Quienes no disponen de espacios exteriores muy grandes suelen preferir no utilizarlos de forma permanente con una cocina exterior fija, sino crear una cocina modular con un aparato de cocción móvil, para montarla solo cuando sea necesario.

Además de la cantidad de espacio disponible, es necesario considerar si este último también se utiliza para otros fines además de la cocina. Puede ser el caso de quienes, en verano, deciden dedicar el espacio exterior a otras actividades, por ejemplo relacionadas con el fitness, o en el caso clásico de la familia con niños jugando a la pelota en el jardín.

En casos como estos, si el espacio disponible es escaso, es preferible crear una cocina exterior modular, precisamente para tener una mayor libertad de uso de los espacios exteriores gracias a los equipos de cocina móviles.

Para aprovechar al máximo el espacio disponible, también se debe prestar atención a la elección de los equipos de cocina. Además del tamaño del instrumento, también debemos evaluar los requisitos de espacio relacionados con su instalación.

 

En el caso de equipos que funcionan con leña, hay que prever el espacio espacio para apilar el combustible y estudiar la colocación del aparato también en función de la exposición al viento, que podría dirigir los humos de combustión hacia los invitados.

En cuanto a los equipos alimentados con gas, el problema de los humos es muy reducido y la gestión del combustible mucho más sencilla. Los aparatos de cocción a gas se pueden conectar tanto a la red doméstica (indicada para soluciones fijas) como a una bombona (ideal para equipos móviles).

Resumiendo, para aprovechar el espacio de manera eficiente nuestro proyecto de cocina exterior debe encontrar una ubicación conveniente para los diversos elementos, considerando tanto las necesidades operativas como las exigencias de instalación de los equipos.

 

3. Pensar en qué tipos de platos vamos a preparar

Como ya hemos mencionado, el tercer consejo fundamental para diseñar una cocina exterior perfecta es considerar qué platos quieres cocinar.

De este factor depende qué tipo de equipos de cocina instalaremos en nuestra cocina exterior, orientando la elección tanto a la calidad de la cocción como a la optimización del espacio y del presupuesto.

Para dar un ejemplo, tendremos diferentes necesidades a la hora de diseñar una cocina exterior basada en el tradicional horno de leña fijo, respecto a una cocina modular equipada con un horno de leña con ruedas.

Incluso eligiendo equipos basados en la misma fuente de alimentación, las necesidades derivadas de las exigencias de instalación, el uso del espacio y el estilo del entorno que vamos a crear cambian mucho.

 

Aquellos que prefieren evitar el uso de equipos de cocción de leña, pueden elegir aparatos de gas, tal vez porque viven en la ciudad y no quieren ahumar a sus vecinos o porque tienen un acceso cómodo a la red doméstica y pueden instalar fácilmente un aparato fijo en el exterior (ahorro de espacio y de manejo de la bombona).

En casos como este, la elección del tipo de preparaciones a realizar orienta más la elección de los equipos de cocción, por ejemplo, elegir entre una barbacoa de gas para hacer parrilladas o un horno para pizzas de gas de exterior.

Un consejo que podemos dar para crear una cocina de exterior muy versátil desde el punto de vista culinario es elegir equipos de cocina que permitan preparar muchos platos diferentes.

Para ello, puede ser interesante adoptar aparatos híbridos, que pueden funcionar tanto como leña como con gas. Esto permite ampliar las habilidades culinarias experimentando con recetas que requieren diferentes métodos de cocción.

 

La tecnología de los hornos híbridos Alfa se basa en el kit hybrid, que permite transformar un horno de gas en horno de leña.

Otra forma de obtener una cocina versátil es equiparse con un aparato de cocina principal y un accesorio que amplía sus posibilidades. Este es el caso, por ejemplo, de BBQ500, un accesorio para hornos de leña Alfa que permite asar cómodamente con el horno de leña.

BBQ500 permite ahorrar espacio y dinero en el proyecto de la cocina exterior, ya que evita la compra del grill o barbacoa, pudiendo hacer estas cocciones en el horno de leña.

Pensar detenidamente lo que queremos cocinar es fundamental para diseñar una cocina exterior adaptada a las necesidades de cada caso específico, teniendo en cuenta también los límites de espacio y el tipo de ambiente exterior que se quiere crear.

¿Quieres saber qué horno es el más adecuado para ti?

4. Elegir aparatos que participan en la decoración de los ambientes

El cuarto consejo fundamental que ofrecemos para crear la cocina al aire libre perfecta se refiere al diseño de los espacios exteriores. La decoración de exterior es una rama específica de las competencias de los diseñadores y arquitectos y hay muchos profesionales especializados en este campo, en los que recomendamos confiar para proyectos importantes.

Hablando del aspecto estético de la cocina exterior, el diseño es importante no solo porque necesitamos crear un ambiente agradable, sino también para diseñar una cocina funcional, para que la cocina exterior sea incluso más cómoda que que la interior.

Debemos tener en cuenta la geometría de los espacios disponibles y nuestras preferencias culinarias, para así poder elegir los equipos que mejor se adaptan a nuestras necesidades según la cocina que queramos hacer y el estilo que queramos darle a la cocina exterior.

 

Por tanto, debemos elegir no solo la fuente de alimentación y el tipo de equipos de cocina, sino también la configuración que queremos darle a la cocina exterior (fija o modular, con o sin cubierta).

La elección de equipos de cocción capaces de amueblar la cocina exterior permite crear un ambiente confortable incluso con pocos elementos, por ejemplo, eligiendo un horno con un diseño innovador, ¡perfecto para organizar veladas de show cooking!

Con un buen diseño, incluso un jardín pequeño puede albergar una cocina exterior completa. Los elementos esenciales son solo un fregadero como equipo fijo, una mesa para preparaciones y un aparato de cocción móvil (así como una mesa con sillas para los comensales, quizás debajo de un cenador).

Al elegir un aparato de cocción con un diseño refinado y rendimiento profesional, podemos obtener un ambiente confortable incluso en un espacio reducido y tener una cocina exterior cómoda y acogedora.

 

Optimiza tu cocina exterior con un horno Alfa

En resumen, hemos visto que la fase de proyecto es de fundamental importancia para crear una cocina exterior cómoda y funcional.

Los diversos factores de elección de los que hemos hablado están todos interconectados, así como los límites dictados por las exigencias de instalación, por el espacio disponible y por el presupuesto que queremos dedicar a la cocina exterior.

A través de los cuatro consejos para diseñar una cocina al aire libre que hemos examinado, hemos destacado la importancia de los diversos factores que pueden guiar tu elección. Se refieren al tipo de configuración de la cocina (fija o modular), la disponibilidad de espacio, los principales tipos de cocción que vamos a hacer y el diseño que queremos darle a nuestro espacio exterior.

Concluimos esta breve guía mencionando las posibilidades que ofrece la gama de hornos domésticos de exterior Alfa.

 

Además de tres modelos tradicionales en material refractario de alta calidad, puedes elegir entre ocho modelos diferentes de hornos para pizza de acero, todos disponibles en versiones fijas y móviles. Entre ellos, hay cuatro hornos de leña, tres hornos híbridos (leña y gas) y Nano, el horno compacto para espacios limitados (disponible con leña o gas pero no en versión híbrida).

Todos nuestros hornos ofrecen una cocción de extraordinaria calidad, una gran facilidad de movimiento y un diseño extremadamente refinado, lo que hace que los hornos Alfa sean perfectos también para amueblar la cocina exterior, así como para hornear pizzas como un profesional.

Hemos explorado las ventajas de nuestros hornos en otro artículo de nuestro blog, en el que damos cinco razones para elegir un horno Alfa para cocinar al aire libre.

Solo nos queda despedirnos, esperando haberte brindado una ayuda útil para diseñar la cocina exterior perfecta para tus necesidades.

Descubre las novedades del momento

Descarga el catalogo

¿Tienes un proyecto?

Solicite una cotización